Se realiza la primera jornada de reflexión ciudadana sobre la necesidad de una Asamblea Constituyente. Seis de la mañana y en Curicó sale el sol. Un nuevo amanecer se asoma en esta ciudad de la región del Maule bajo la tranquilidad de un pueblo pacífico, discreto, amable. Campo y siembra, vínculo con la tierra. Es lo que se respira en la fría mañana al levantarse y salir a caminar por este bello paraje de nuestro país.

Grandes extensiones de tierra con plantaciones de todo tipo, latifundio, tranquilidad, temporeros que se levantan temprano a trabajar en los diversos cultivos, gente honesta… Pasiva tranquilidad removida los últimos años por injusticias que han provocado la indignación y el despertar de cientos de curicanos que se han levantado para enfrentar a quienes los han venido engañando durante largo tiempo, siendo el ejemplo más emblemático la lucha por la construcción del hospital provincial prometido por los gobiernos de turno, quienes no han cumplido sus promesas. Tomas de carreteras y rompimiento de la tranquilidad de un pueblo, abrieron la ventana a una nueva conciencia que hoy avanza a temas como la necesidad de repensar la realidad nacional y los cambios que se hacen necesarios a través de una nueva Constitución Política generada desde la ciudadanía. Este es el paisaje que envuelve la ciudad de “las aguas negras” al día siguiente de la jornada que marcará el comienzo de un proceso constituyente en la región.

El pasado viernes 14 de noviembre a las 18 horas se dio comienzo a la primera asamblea de formación constituyente, donde asistieron curicanos de distintos sectores sociales para reflexionar sobre la necesidad de una nueva Constitución Política generada a través de una Asamblea Constituyente representativa de toda la diversidad nacional. Temporeros, mujeres campesinas, trabajadores de la salud, trabajadores del Estado, colectivos de mujeres y pequeños agricultores orgánicos formaron parte del encuentro. Comenzando la jornada se transmitió a los asistentes un video de la Hermana Teresa Forcades en Chile, monja que lidera el Proces Constituent catalán y anduvo de visita por nuestro país durante las pasadas semanas para dar a conocer el proceso independentista y constituyente que vive hoy la nación de Cataluña en España. Con didáctico lenguaje Forcades explicó en 7 minutos los fundamentos esenciales de la demanda de una Asamblea Constituyente, aclarando que “el pueblo es el soberano y poseedor del Poder Constituyente Originario” y esto “está por sobre el poder constituido, que son las instituciones actuales”.

El video fue comentado por los asistentes y luego se dio paso a la conferencia central que daría el joven Matías Sagredo, Educador Diferencial y miembro de la coordinación nacional del Movimiento por la Asamblea Constituyente. La charla se extendió por una hora de contenido en que Sagredo explicó los fundamentos mundiales, histórico nacionales, sociales y políticos por los cuales se hace apremiante la activación del Proceso Constituyente en la sociedad chilena. Categóricas declaraciones dio respecto al estado de corrupción de la política chilena y los orígenes de las cadenas que hoy impiden que el pueblo sea en que determine su propio destino como fueron “el pacto secreto entre la Concertación de Partidos por la Democracia y la Dictadura en julio de 1989 que se tradujo en un plebiscito desinformado en que tanto la cúpula concertacionista como el gobierno militar llamaron a votar SI a un paquete de reformas que sellarían nuestro destino para no poder convocar nunca a una Asamblea Constituyente”, o al menos eso es lo que han provocado hasta ahora. Declaraciones de altos personeros del gobierno militar y de la Concertación fueron citadas con el fin de demostrar que el famoso “Acuerdo Nacional” que abrió la puerta a la elección presidencial y el inicio de la llamada “transición”, fue un acuerdo pactado con el fin esencial de “evitar que se convocara a una Asamblea Constituyente” citando declaraciones el asesor de Pinochet Sergio Diez y del fundador de la Concertación Edgardo Boeninger.

También hubo oportunidad de reflexionar sobre los casos más emblemáticos de Asambleas Constituyentes en la última década, partiendo por el de Venezuela en 1999 hasta el caso de Islandia aun en desarrollo. Allí Sagredo explicó que existen casos en que las cúpulas políticas logran engañar a los ciudadanos y entrampar los procesos constituyentes, ya sea desfigurando su objetivo y generando constituciones que consagren los privilegios del poder económico, como en Ecuador en 1998, o bien impidiendo que el texto constitucional nuevo generado por los ciudadanos salga a la luz, como ocurre hoy en Islandia en que el texto fue entregado al Congreso Legislativo quienes lo mantiene secuestrado.

Finalmente se reflexionó abiertamente sobre la necesidad de mantenerse informados y profundizar, cada ciudadano constituyente, lo más posible sobre el tema, entendiendo las posibles desfiguraciones que puedan intentarse perpetrar para desviar el proceso constituyente desde las élites políticas. Frente a esto la idea que primó en los asistentes fue avanzar hacia una Asamblea Constituyente que sea expresión directa del Poder Constituyente originario y la soberanía popular y no un grupo formado por miembros del poder constituido, como sería una comisión parlamentaria, presidencial o de expertos.

Quedó fijada la determinación de comenzar a organizarse como ciudadanos curicanos para “impulsar el PROCESO CONSTITUYENTE local” y ayudar a que el país logre cambiar el sistema actual de predominio de los intereses económicos de unos pocos por sobre los derechos de las mayorías.

Como compromiso final el colectivo congregado asumió la tarea de organizar una primera Escuela Ciudadana Constituyente donde los habitantes de la zona puedan formarse íntegramente en este tema de importancia nacional. Publicado por “El Mataquito”, 17 de noviembre de 2014.



comments powered by Disqus