Luis Soto, dirigente nacional del Movimiento Defensa por el Derecho al Agua y Protección del Medio Ambiente (MODATIMA), participó hoy de la Tercera Marcha Nacional por la Recuperación del Agua y la Vida en Valparaíso. “El agua no está considerada como un derecho humano”, en Chile, expresa.

-Este miércoles 22 de abril fue la Tercera Marcha Nacional por el Agua ¿Por qué se cita este año en Valparaíso? Si bien, el poder en muchos aspectos se concentra en Santiago, nosotros queremos manifestarnos contra quienes han podido legislar a favor de esta demanda fundamental, como es el derecho al agua para los trabajadores del campo y las comunidades, pero que no lo han hecho porque sabemos que legislan a favor de quienes financian sus campañas. Ellos no tienen la moral para legislar sobre nuestros derechos. Como MODATIMA logramos que exista una comisión permanente en el parlamento para el problema del agua. Sin embargo, entendemos que hoy no tienen ninguna legitimidad para hacer las reformas que necesitan tanto los trabajadores, los trabajadores del campo y el pueblo. Nosotros marchamos este año en Valparaíso, porque queremos que se vayan todos.

-¿Cuál es el diagnóstico que haces respecto al conflicto del agua en Chile? -Existe un código de agua desde 1981 que no da prioridad de uso de agua, lo que permite a quienes tienen más recursos para conseguir agua puedan acapararla, para hacer crecer sus capitales a costa de que los trabajadores rurales y las comunidades queden sin agua para uso cotidiano. El Estado de Chile firma tratados respecto a los derechos humanos, acuerdos que atropella todo el tiempo. Por ejemplo, el 28 de julio del año 2010 firmó un acuerdo internacional propuesto por Bolivia en la Asamblea General de la ONU, que establece que el agua es un derecho humano, sin embargo, la realidad es otra para quienes no tienen los recursos para hacer pozos 120 metros de profundidad.

¿Cómo se vive esa realidad en la provincia de Petorca en la vida cotidiana? En las comunidades se recibe el agua potable desde camiones aljibe, lo que implica no tener buena presión ni para que prenda el calefón ni para la lavadora, entre otros usos domésticos. Así mismo, impacta a los trabajadores rurales que ven usurpada el agua, ya que secan los ríos que antes les permitían vivir de la agricultura. Son cosas que no pasan en Zapallar ni en Cachagua, porque son de otra clase, que son parte de la provincia de Petorca, pero ahí tienen sus casas de veraneo los ricos y los políticos corruptos.

-¿Cuáles son los objetivos fundamentales de esta Tercera Marcha Nacional por el Agua?

-Queremos bajo todos los medios que el agua vuelva a lo territorios y que esté administrada territorialmente. Para eso debemos ir contra la Constitución del 80´ y contra el código de agua de la dictadura. Sobre todo queremos que se vayan todos los políticos que han legislado todos estos años a favor de que sigan extendiendo sus plantaciones a costa de la precariedad de agua para quienes no tienen el dinero para pagar este recurso. Para eso es fundamental marchar por una asamblea constituyente

-¿Si marchan porque se vayan todos, cómo debe organizarse la Asamblea Constituyente?

Debe nacer de la movilización del pueblo. Debemos saber confluir en las calles. Hay muchas otras luchas y nosotros hemos buscado confluir con otros sectores, no siempre ha sido posible, pero por eso impulsamos también la asamblea territorial por la defensa de la provincia de Petorca, donde confluimos con trabajadores, por ejemplo.

-¿Cuál es su posición respecto al paro de advertencia frente a la reforma laboral convocado por los trabajadores de sectores productivos del país?

-Nosotros apoyamos el paro, porque somos trabajadores rurales, porque en las comunidades los trabajadores en invierno se quieren dar una ducha caliente en las mañanas antes de ir a trabajar y no prende el calefón porque no hay presión, compartimos esa misma precariedad de agua y también nos afecta la reforma. No podemos permitir que esos políticos sean los que definan la reforma laboral ni quienes definan un nuevo código de agua, no tienen la moral para hacerlo ni la legitimidad.

Fuente: laizquierdadiario.cl

MULTITUDINARIA Y EXITOSA TERCERA MARCHA NACIONAL POR LA RECUPERACIÓN DEL AGUA Y LA VIDA EN VALPARAISO

Más de diez mil personas asistieron a la “Tercera Marcha Nacional por la Recuperación del Agua y la Vida”, que llegaron de distintas partes del país para movilizarse en Valparaíso.

Organizaciones socioambientales, federaciones de estudiantiles y agrupaciones territoriales, entre otras, reunidos en el “Movimiento Social por la Recuperación del Agua y La Vida”, se juntaron bajo una petición común: acabar con el lucro con el agua, bajo la premisa “A recuperar el agua y el poder también”.

A las diez de la mañana empezaron a llegar los manifestantes a Playa Ancha, uno de los puntos de inicio, y se unieron una hora después a las personas que esperaban en la Plaza Sotomayor. “Ni corruptos ni empresarios en el Estado, a sacar el agua del mercado”, “Justicia soberanía y dignidad, que el agua vuelva a la comunidad” y “La sed del capital nos deja sin agua”, fueron parte de las consignas y carteles que se pudieron leer en la larga y colorida columna.

El vocero del Movimiento Social Por la Recuperación del Agua y La Vida, Rodrigo Faúndez, manifestó que “Estamos reunidos todos y todas, distintas organizaciones, desde el norte al sur de Chile, estudiantes, trabajadores, personas de distintas edades, para decir que el agua es un bien común, por lo que debe ser garantizada para el consumo básico de las comunidades”.

Las organizaciones convocantes denunciaron que el marco institucional vigente consagró la privatización de las aguas, separó el agua de la tierra y posibilitó el lucro con el vital elemento, en función de los requerimientos de las grandes empresas nacionales y transnacionales.

Pasadas las 13:30 horas, terminaron las vocerías de las y los dirigentes en la Plaza Victoria donde concluyó la manifestación. Como Movimiento Social Por la Recuperación del Agua y la Vida condenamos y rechazamos el actuar de Carabineros de Chile. Entendemos que esta disposición ha sido una constante del actual gobierno, en tanto que es expresión de la incapacidad de dar respuestas y resoluciones a las demandas centrales del movimiento social.

Se informó de cuatro detenidos, entre ellos, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (FEPUCV), Jorge Rauld, y un menor de edad. Asimismo, se notificó de manifestantes que se encuentran constatando lesiones por quemaduras en servicios de urgencia producto de toxicidad de gases disuasivos.

Se adjunta las demandas del Movimiento Social por la Recuperación del Agua y la Vida.



comments powered by Disqus