Autoridades del Partido Socialista se alejan de la idea de cambiar la Constitución vía Asamblea Constituyente.

Los tiempos y plazos son algunos de los argumentos con los que se explica que la tarea quedaría para “otro periodo presidencial”. Desde la sociedad civil, diversos actores insisten que ésta es la única forma de un verdadero cambio democrático.

La declaración que realizó el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, en contra de la realización de una Asamblea Constituyente, causó molestia en distintos sectores y en la interna de su propio partido.

“Por mí votaron 63 mil chilenos, y yo no tengo mandato para delegar esa facultad en nadie, así que si queremos discutir de Constitución, yo quiero ser parte”, señaló el parlamentario en entrevista con El Mercurio.

La opinión de Andrade contraviene la decisión de las bases del PS quienes en los últimos dos congresos nacionales decidieron impulsar y apoyar la idea de una Asamblea Constituyente.

Así lo ratificó el diputado Marcelo Schilling quien también apoya la fórmula, sin embargo también tiene reticencias, principalmente por los tiempos que requeriría llevarla a cabo.

“La fórmula ideal para generar para generar una nueva Constitución es la Asamblea Constituyente. Yo tengo dudas prácticas sobre el tema, en cuatro años tener que hacer todo lo prometido, más la Constitución renovada por Asamblea Constituyente, que se llevaría toda la energía, yo también tengo la duda. Tal vez la Asamblea Constituyente es para otro periodo presidencial”.

En la entrevista, el diputado Andrade adelantó que se realizarán reuniones bilaterales con las directivas del PC y la DC para consolidar esta idea.

Sobre estas declaraciones también se refirió el diputado independiente Gabriel Boric, quien criticó a Andrade y de paso el ex presidente Ricardo Lagos por oponerse a esta medida.

“Yo lamento lo que gente como ellos le ha hecho al Partido Socialista. Al final reniegan de más democracia y es la Asamblea Constituyente lo que lo logra. No quiero una Constitución como la que tuvo la firma de Lagos y que nos digan que eso es una nueva Constitución”.

“Ellos nunca han querido Asamblea Constituyente y todo lo que han hecho es para disimular esa negativa, porque la base de la Concertación está cada vez más sensible a esta opción”, afirmó Gustavo Ruz, vocero del movimiento social por una Asamblea Constituyente.

Esta declaración en contra del mecanismo participativo se suma al rechazo manifestado por el histórico Camilo Escalona quien anteriormente asoció esta idea a fumar opio.

El tema y las posiciones contrapuestas resultan relevantes de cara a un nuevo proceso eleccionario del Partido Socialista de Chile.



comments powered by Disqus